¿QUÉ SE ESTÁ HACIENDO? UNA MIRADA CRÍTICA – TERCERA PARTE: ‘LECTURA SILENCIOSA’ Y ‘CUENTACUENTOS’

Siguiendo con los posts sobre lo que se está haciendo en nuestro país para mejorar la lectura en los jóvenes y niños, voy a centrarme en dos tipos de programas que se han implementado consistentemente a lo largo del país y que han recibido amplio apoyo de profesores transversalmente: el ‘Programa de Lectura Silenciosa Sostenida’, y los programas y/o proyectos de ‘Cuentacuentos’.

Una vez más, y a riesgo de rayar en la majadería quiero expresar que estos programas SON POSITIVOS y ES NECESARIO realizarlos. Lo que no puedo señalar es que sean programas para desarrollar la comprensión de textos escritos, que es bastante diferente.

En primer lugar, el Programa de Lectura Silenciosa Sostenida tiene sus bases en Chile en autores como Alliende y Condemarín, quienes han hecho un gran aporte en el tema de la lectura en nuestro país y en el extranjero. Estos autores explican que “el Programa de Lectura Silenciosa Sostenida” tiene como finalidad “promover el desarrollo del placer de leer y mejorar las actitudes y los intereses de lectura” (1982: 157).

Como se ve, el propósito u objetivo de la lectura silenciosa es hacer de la lectura una actividad satisfactoria y reforzante, mayoritariamente a nivel recreativo. Lo que se quiere es que el estudiante esté motivado a leer, por ello se le permite elegir su texto. Como el objetivo es la motivación del alumno por la lectura, NUNCA ha sido el objetivo del programa que el alumno comprenda lo que lee.

No me cabe duda de que los estudiantes que más leen pueden estar aprendiendo de los textos con los que interactúan; pero de ahí a decir que están comprendiendo hay un gran trecho. ¿Es posible afirmar que un niño en lectura silenciosa está comprendiendo lo que lee? ¿Podemos acceder a la calidad de la comprensión que tiene si solo lo vemos ‘mirar’ el libro, texto o revista que tiene frente a él? ¿Hacemos actividades después de la lectura silenciosa para asegurarnos de que los estudiantes están comprendiendo lo que leen? La respuesta es un rotundo NO. De hecho, son los mismos autores quienes se encargan de aclarar que “a continuación [de la lectura] la profesora no les exige a sus alumnos ninguna tarea relacionada con la lectura. Los alumnos no tienen que responder preguntas, redactar informes ni leer un número determinado de páginas” (1982: 158).

El programa de lectura silenciosa busca motivar a los alumnos, y junto a ello, se requiere de modelos lectores (los padres, profesores, etc.) a los cuales los niños vean leyendo para que se ‘motiven a leer’. Los argumentos para realizar este tipo de lectura son sensatos y bien fundados, pero no hay que olvidar que el objetivo NO ES LA COMPRENSIÓN.

Por otro lado, si este programa ha estado siendo aplicado en las escuelas chilenas (y de otros países) desde 1982, ¿por qué los resultados en comprensión lectora son tan pobres? Los niños que estaban en 1º básico en 1982 tienen más de 30 años hoy. Por favor chequear un post anterior sobre los resultados de los adultos chilenos en la prueba SIALS.

Por último, otra mirada tiene relación con la ‘motivación para leer’. Creo que en los primeros años de educación esto es completamente cierto. No obstante, al avanzar en los ciclos de educación (segundo ciclo y enseñanza media), creo que lo que pasa es lo contrario. Si no podemos comprender lo que leemos, es muy poco probable que nos motivemos a leer.

En suma, leer más no necesariamente significa comprender mejor. Quien no comprende bien lo que lee, es altamente posible que tenga un pobre proceso lector cada vez que lee.

El siguiente tipo de programas son los ‘Cuentacuentos’, que también son positivos desde la perspectiva de la motivación para la lectura, pero no para la comprensión de textos escritos; al menos no para aquellos que no correspondan a textos literarios, específicamente ‘cuentos’.

En la base de estos programas tan populares (porque son muy buenos y entretenidos para los niños) está la idea de que lo cuentos tienen una importancia superlativa en la creación del hábito lector (con lo que estoy completamente de acuerdo y creo firmemente) y en la construcción del itinerario lector de cualquier persona. Además, los cuentos abren al niño a la imaginación y al conocimiento de temas, situaciones, etc. que no tendría ocasión de experimentar de otra manera, y crea un lazo emocional entre el niño y los cuentos. Lo anterior es así, ya que, en los hogares, los padres son los primeros ‘cuentacuentos’ en las vidas de sus hijos.

Se debe agregar a lo anterior que la experiencia con cuentos enseña a los niños algunos elementos presentes en los textos literarios y/o narrativos que efectivamente ayudan a su comprensión, como su superestructura (introducción, cuerpo y desenlace), la presencia de personajes, la existencia de un narrador, y otros.

A menudo en este tipo de programas, los encargados de los mismos, y de contar los cuentos a los estudiantes o niños, son escritores de cuentos. La razón radica en que no cualquiera tiene la capacidad literaria de crear cuentos (yo no la tengo, por ejemplo) o de contar cuentos con la actitud necesaria. Es por eso que en muchas jornadas de reflexión, seminarios, etc. se invita a escritores para dar sus aportes en el ámbito de la ‘comprensión de textos escritos’ o de la ‘comprensión lectora’.

Desde la perspectiva crítica, nuevamente debemos tener claro que el objetivo de los ‘cuentacuentos’ es motivar la lectura y desarrollar la imaginación, pero no el desarrollar, directamente, la comprensión de textos. Como dije anteriormente, la lectura de cuentos por parte de un adulto a los niños ayuda a comprender elementos de los textos narrativos que son cruciales para la comprensión de los mismos, pero no se puede decir que estos proyectos apuntan directamente a desarrollar la comprensión. Basta observar algunos niños en estas actividades para constatar que muchos de ellos se quedan con elementos irrelevantes de la acción del cuento, que no tienen relación con la idea central del mismo, por ejemplo.

En segundo lugar, y como consecuencia de lo anterior, los proyectos Cuentacuentos solo trabajan con ‘cuentos’. Los cuentos son textos literarios, narrativos, con una superestructura definida, que no está presente en la mayoría de los otros textos que existen y con los cuales los estudiantes tendrán que lidiar cuando sean estudiantes universitarios, adultos o ciudadanos. Esta es una peligrosa y errada concepción que está muy arraigada en los establecimientos educacionales del país: algo como decir que “solo la literatura te enseñará a comprender textos escritos”. Basta escudriñar solo superficialmente en los programas de lectura de la mayoría de establecimientos para darse cuenta que TODAS las pruebas de comprensión de lectura desde 1º básico a IVº medio implican ‘textos literarios’. Esta práctica es reduccionista y restringe la lectura a solo un tipo de género textual. ¿Qué pasa con textos como las recetas, manuales, informes científicos, papers, noticias, etc.? Ciertamente, en la vida debemos leer mucho más que textos literarios.

Finalmente, el énfasis que se le da a los escritores como ‘expertos’ en comprensión no tiene asidero en los estudios científicos sobre comprensión. Los trabajos de autores como Van Dijk y Kintsch, Parodi, Peronard, y otros en comprensión lectora, y de Flower y Hayes, Bereiter y Scardamalia, o Juana Marinkovic en escritura, demuestran que la lectura y la escritura – aunque relacionadas – tienen procesos cognitivos, e incluso etapas, diferentes. Procesar un texto escrito para comprenderlo no es igual a escribir un texto. Los escritores, por tanto, no son necesariamente una fuente indiscutible de conocimiento sobre comprensión de textos escritos.

Para cerrar este post, es necesario reforzar la idea de que lo que se intenta hacer aquí no es ‘encontrar todo malo’. Por el contrario. En los últimos posts se ha escrito sobre el trabajo que se ha ido realizando en Chile desde hace mucho, y cuya calidad es indiscutible. Lo que se quiere resaltar aquí es que todos estos programas no apuntan necesariamente a la comprensión de textos escritos, por lo que no deberían aplicarse para desarrollar la comprensión. Sí se deben aplicar si lo que queremos es mejorar la lectura inicial, la decodificación, o la motivación por la lectura.

Con todo, se hace necesario un cabal entendimiento del proceso de comprensión de textos escritos para poder actuar efectivamente en él con el fin de ayudar a nuestros estudiantes chilenos a desarrollarse como ciudadanos competentes en el siglo XXI.

4 Responses to “¿QUÉ SE ESTÁ HACIENDO? UNA MIRADA CRÍTICA – TERCERA PARTE: ‘LECTURA SILENCIOSA’ Y ‘CUENTACUENTOS’”


  1. 1 José Aparcana Espinoza 25/04/2011 a las 03:03

    Paramonga-Perú, abril del 2011.
    Cálidos saludos. TRASCENDENTAL EL TRATAMIENTO INTEGRAL DE LA LECTURA. Infinito reconocimiento por el valioso aporte.
    Qué interesante sería que se comparta sobre el tema de las estrategias metacognitivas en la lectura.
    Dios lo proteja siempre.

    • 2 Orlando Nieto 25/04/2011 a las 04:07

      José:
      Muchísimas gracias por apreciar el trabajo. Te prometo que escribiré en el futuro sobre lo que pides: estrategias y metacognición. Primero quiero escribir sobre cómo se comprende, y aclarar algunos otros conceptos.
      Gracias nuevamente.

      Orlando Nieto B.
      M. Lingüística Aplicada
      Pto. Montt – Chile

  2. 3 margarita paredes 25/05/2011 a las 22:29

    Estimado Orlando, el planteamiento de que “comprender lo que se lee” es mucho más… lo comparto plenamente, así como también el asunto de que es muy necesario “animar” a la lectura; pues me parece que en este complejo asunto, es por ahí por donde tenemos que empezar. Aquí en Perú por ejemplo en EBR (Educación Básica Regular) tenemos implementado el PLAN LECTOR y que por las características se parece mucho a la Lectura Silenciosa Sostenida. Ahora bien, estoy interesada en investigar acerca de estos temas tan es así que siempre me he preguntado ¿qué hay que hacer? ¿qué textos hay que proveer al estudiante para que logre incrementar sus niveles de comprensión? Mucho le agredeceré me ayude a esclarecer este mundillo que quisiera aclarar.
    Que Dios y la Virgen lo bendigan siempre.

    • 4 Orlando Nieto 27/05/2011 a las 16:54

      Estimada Margarita:
      Gracias por apreciar el trabajo. Qué bueno que estés interesada en investigar sobre este gran y hermoso mundo de la comprensión lectora. En cuanto a lo que hay que hacer, te enviaré un mail con mis ideas, y algunas sugerencias de lecturas para ti y tu investigación, ya que este espacio es muy poco. En el futuro seguiré escribiendo cosas más concretas para hacer en el aula. Por el momento, necesito explicar algunos conceptos todavía. Gracias.

      Orlando Nieto


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: