¿QUÉ SE ESTÁ HACIENDO? UNA MIRADA CRÍTICA – SEGUNDA PARTE: LA VELOCIDAD LECTORA

Para continuar el trabajo comenzado en el post anterior, retomaré indicando que los modelos de lectura cubiertos (el de destrezas, el holístico y el equilibrado) por lo general vienen de la mano de un tema que, en algunos casos, se ha tornado el fin, y no el medio, para ayudar a la comprensión de textos. Me refiero a la ‘fluidez’ lectora, que tiene estrecha relación con la velocidad lectora.

En primera instancia, vuelvo a recordar que no quiero señalar que hay algo malo en la velocidad lectora en sí, sino que deseo dar una mirada crítica al fenómeno ‘alrededor’ de ella.

La fluidez lectora se entiende como “la habilidad para leer en voz alta de corrido, con entonaciones y pausas apropiadas, que constituyen indicadores de que el lector comprende el significado, aunque haga algunas pausas ocasionales para resolver palabras o estructuras oracionales poco familiares” (Alliende y Condemarín; 1982: 136).

La velocidad lectora, por otro lado, es otro factor que se ha asociado a la comprensión. La idea es que si leemos más rápido, se comprenderá mejor. Entonces, se requiere que los niños lean una cantidad ‘X’ de palabras por minuto para asegurarse de que su decodificación ha sido automatizada y que se está dando más espacio a la memoria de trabajo, la cual podría ocuparse de comprender mejor.

En cierto aspecto, esto hace sentido. Si analogamos esto con un computador, estaríamos hablando de la memoria RAM, o ‘de trabajo’. Si ocupamos esta memoria para ‘abrir’ muchas ventanas en Windows, por ejemplo, lo que pasará es que el procesamiento de los cálculos se hará mas lento, ya que estamos ocupando mucha memoria RAM en abrir las ventanas, y muy poca en utilizar los programas para lo que queremos. Similarmente, cuando estamos recién empezando a leer, utilizamos mucha ‘memoria de corto plazo’ (MCP – o ‘de trabajo’) en  la decodificación. Los niños leen letra por letra, o sílaba por sílaba con mucho esfuerzo, lo que implica que no les queda MCP para ‘comprender’ lo que leen.

El objetivo de la velocidad lectora, entonces, es mejorar el ritmo lector, para poder pasar de una fijación de ojo a otra sin mayor esfuerzo, dejando más MCP para la comprensión.

Una acotación necesaria es que, cuando leemos, lo hacemos a ‘golpes’. Fijamos la vista en un punto y captamos una cantidad de grafías a la vez. Esto es lo que se llama ‘fijación de ojo’, y que las figuras siguientes explican elocuentemente.


En resumen, la velocidad lectora, y por ende, la fluidez, son un medio para dejar mayor espacio de memoria de trabajo para poder comprender textos escritos. No es un fin en sí misma. Tampoco podemos afirmar que hay términos absolutos en velocidad lectora, ya que leeremos más rápido o más despacio según: a) el texto que estemos leyendo (su dificultad, por ejemplo), b) la disponibilidad personal para leer (si me siento obligado, cansado, etc., por ejemplo), c) la amplitud del campo de visión del lector (para tener fijaciones de ojo más grandes), d) el conocimiento y comprensión del tema que se está leyendo, e) si vocalizamos lo que leemos, o f) si no vocalizamos lo que leemos.

Por todo lo anterior, es un error entender la velocidad lectora como una característica o habilidad unitaria y como un valor en sí. En algún colegio donde trabajé los profesores estaban muy orgullosos de que sus alumnos de primero básico podían leer ‘X’ cantidad de palabras por minuto; sin embargo, nunca se preguntaron en qué nivel esos mismos alumnos ‘comprendían’ lo que leían.

Para concluir, cabe estar de acuerdo con Soledad Concha y Alejandra Meneses del blog del CPCE cuando señalan que “a todas luces, velocidad nada tiene que ver con comprensión; por lo tanto, valga el análisis de qué oscuras problemáticas metodológicas nos han llevado a convertir en sinónimos dos palabras que no lo son o a dar por directa una relación que puede que no sea tal”. Recomiendo el artículo completo de las autoras. ¡A leer se ha dicho!

 

0 Responses to “¿QUÉ SE ESTÁ HACIENDO? UNA MIRADA CRÍTICA – SEGUNDA PARTE: LA VELOCIDAD LECTORA”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: